¿Qué es el gatillazo?

El gatillazo se refiere al cese o desaparición repentina de la erección durante el acto sexual, sucede de forma repentina

Saber más...

Factores que lo causan

Puede ser causado por factores físicos, psicológicos, farmacológicos, externos y emocionales

Saber más...

Como tratar el gatillazo

Conoce las principales recomendaciones que te ayudaran a curar y evitar el gatillazo

Saber más...

Diferencias con otras patologías

El gatillazo es una forma esporádica y transitoria de la disfunción eréctil

Saber más...

¿Qué es el gatillazo?


El gatillazo es un término que se refiere al cese o desaparición repentina de la erección durante el acto sexual, perdiendo con esto la capacidad de penetrar a su pareja. El gatillazo sucede sin previo aviso o síntoma alguno dejando tanto al hombre como a la mujer absolutamente perdidos. Medicamente el gatillazo se le define como impotencia situacional, siempre y cuando este ocurra eventualmente, a diferencia de la impotencia o disfunción eréctil que es un estado constante.

urologoCuando el gatillazo ocurre los sentimientos como la vergüenza y la frustración suelen imponerse y son estos los que tienden agravar el problema ya que estarán presentes en la mente del afectado hasta el momento de la próxima relación sexual, produciendo un nerviosismo o ansiedad que puede acarrear otro gatillazo, por esto es importante tener en cuenta que:

El gatillazo es un problema común y debe dejarse atrás para evitar padecerlo nuevamente.

El gatillazo nunca avisa, suele presentarse en momentos de alto voltaje sexual, cuando el hombre lleva semanas esperando acostarse con alguien ó cuando está ante una mujer muy atractiva; haciendo que su arma se desactive sorprendentemente.

Es normal que el gatillazo ocurra alguna vez en la vida sexual de los hombres, aunque también sucede de forma menos común y notoria en las mujeres; Las razones pueden ser cansancio, fatiga o falta de concentración; Los sexólogos también lo atribuyen al estrés, la falta de sueño prolongado, el sentimiento de culpabilidad, la información sexual inadecuada, la falta de interés por la pareja, el miedo al embarazo, la autoexigencia y la inseguridad.

Se puede resaltar que este padecimiento es bastante común, muchas parejas en la actualidad sufren con este problema, tanto así que estadísticamente el gatillazo afecta a casi todos los hombres alguna vez en su vida.

El gatillazo tampoco es un problema que no se pueda corregir o aliviar, pero para ello se necesita un compromiso total de la persona que lo padece, solo así podrá acabar con este problema y poder volver a tener una vida sexual normal. Son muchos los factores que afectan al hombre haciendo que éste no pueda mantener una erección o la pierda repentinamente, por lo cual es mejor antes de cualquier tratamiento, identificar el problema causante.

Lo que provoca el gatillazo es que ni hombre ni mujer disfrutan del sexo, ya que si no puedes mantener la erección no puedes mantener relaciones sexuales y si esto ocurre en medio de la relación no habrá tiempo de satisfacerse. El gatillazo y otros problemas de erección pueden desembocar en estados de frustración y depresión al sentir que no satisface sus necesidades y sobre todo las de su pareja.

El gatillazo lo padecen tanto jóvenes como adultos. No por ser jóvenes se alejan de este tipo de problemas sexuales, ya que en muchas ocasiones los problemas de erección son psicológicos y los nervios pueden traicionar a cualquier hombre, independientemente de su edad. Las causas que derivan y provocan los gatillazos ocurren cuando la erección no se puede producir ya que el flujo de sangre dentro del pene es muy bajo, lo que lo mantiene en estado flácido. Cuando un hombre recibe estimulación sexual, las arterias del pene se dilatan y el flujo sanguino del pene aumenta mucho. A medida que el pene se expande, las venas del pene que tendrían que devolver la sangre del pene hacia la circulación de retorno se comprimen y la sangre no puede salir. Con un aumento en el flujo sanguíneo que entra y una reducción en el flujo que sale, el pene se vuelve cada vez más grande y se pone cada vez más duro. La causa más frecuente del gatillazo es la disminución del flujo de sangre al pene en el momento de excitación sexual.

El gatillazo también puede ocurrir a causa de una alimentación pobre y un alto consumo de drogas y alcohol, por lo cual se deben cambiar los malos hábitos y convertirlos en saludables. Practicar diversas técnicas de relajamiento y liberación de estrés puede ser muy útil. Si las causas del gatillazo son debido a nervios, estrés, presión o mucha inseguridad, se debe buscar despejar la mente de preocupaciones y miedos. Si el gatillazo se vuelve frecuente lo más conveniente es buscar ayuda con un terapeuta sexual. El gatillazo se relaciona con la seguridad y la autoestima masculina. Cualquier aspecto relacionado con este tema puede dañar e incrementar el problema.