banner

¿Cómo curar o prevenir el gatillazo?


Para curar el gatillazo lo primero que debes saber es cuales son los factores que lo causan, esto puedes verlo en nuestro articulo “factores que causan el gatillazo” , una vez conociéndolos podrás identificar cuál de ellos fue el que origino tu gatillazo, esto es de suma importancia porque dependiendo de la causa el tratamiento será distinto. Por ejemplo si estabas en una situación de estrés, presión laboral, ansiedad antes de iniciar tu relación sexual, pues ya sabes quién es el culpable de tu gatillazo y bastara con mejorar esa situación para que no ocurra nuevamente. Si por el contrario sabes que todo anda bien pero estas pasado de peso o mal alimentado el tratamiento deberá estar enfocado en mejorar tu alimentación ó finalmente si durante el acto sexual, llenas tu mente de preguntas como: ¿Le estará gustando? ¿Cuánto tiempo llevo haciéndolo? ¿Será que ya va a llegar al orgasmo? Entonces la causa de tu gatillazo se deriva del miedo o inseguridad y es eso lo que debes atacar.

Por esta razón es de vital importancia identificar las razones que generaron el gatillazo, para encontrar el tratamiento adecuado; El gatillazo generalmente es pasajero y casi siempre es generado por factores o situaciones transicionales, que si se identifican y se superan mentalmente pues te evitaran un gatillazo en el futuro. La mayoría de los sexólogos concluyen que “si es la primera vez que te pasa lo mejor es no volver a pensar en él”.

Otro aspecto importante a tomar en cuenta es el número de veces que ocurre el gatillazo, los expertos indican que si ocurre en porcentajes inferiores al 50% de tus relaciones sexuales, es algo que pasara y bastara con identificar y mejorar las situaciones o causas que lo generan; Ahora bien si el gatillazo te ocurre de forma frecuente y en un porcentaje mayor al indicado lo mejor es acudir inmediatamente a un médico especialista para tratarlo y evitar que pueda a llegar a convertirse en una disfunción eréctil.

Debemos tener claro que la base fundamental de una buena erección se basa en una buena circulación sanguínea y un adecuado nivel de concentración y disfrute durante el acto sexual, si fallan algunas de estas dos cosas pues se pierde la erección y se genera el gatillazo. Por esto si queremos tener una vida sexual plena y sin el molesto gatillazo debemos enfocarnos a realizar actividades que mejoren la circulación y la concentración durante el acto sexual.

A continuación una serie de consejos indicaciones que te ayudaran a curar el gatillazo y prevenirlo en el futuro:

1. Realizar ejercicio físico: Cualquier actividad física que se realiza genera un aumento de la presión sanguínea y por ende mejora la circulación y como ya lo indicamos esta es la base de una buena erección, así que si quieres evitar un gatillazo debes incluir rutinas de ejercicios diarias, cualquiera que sea de tu preferencia, lo importante es evitar el sedimentarismo y elevar la circulación.

2. Buena alimentación: La alimentación influye directamente en nuestra salud, por algo dice el dicho “somos lo que comemos” , así que si tu dieta está llena de grasas saturadas, colorantes, sabores artificiales, azucares y todo lo que a comida chatarra se refiere, pues lo mejor para evitar un gatillazo y tener una vida sexual plena es cambiar estos hábitos. Se recomienda la ingesta de vegetales y frutos verdes ya que estos aumenta la oxigenación cerebral, logrando con esto mejor concentración, vital para evitar un gatillazo, también un balance adecuado de proteínas sobre todo las provenientes del pescado ricas en omega 3, muy importante para mejorar la circulación sanguínea, además de que son bien conocidos los efectos afrodisiacos del pescado.

3. Liberar el estrés: Si bien la vida cotidiana genera muchas situaciones estresantes es importante mantener un equilibrio que te permita liberarlo de tu cuerpo y así evitar un gatillazo.

4. Equilibrio Mental: Como sabemos se dice siempre “mente sana, cuerpo sano” y eso es una realidad, debemos tratar de rodearnos de entornos que nos ayuden a mantener un equilibrio de nuestra mente, ya que esto mejora nuestra concentración, que es un factor vital para una buena erección y evitar padecer nuevamente un gatillazo, se recomiendan ejercicios de relajación, yoga, risoterapia, entre otros.

5. Inteligencia emocional: Es importante manejar adecuadamente la inteligencia emocional sexual en el tratamiento del gatillazo. Aprender a elegir bien cómo, dónde y con quién mantener relaciones sexuales es fundamental. No todo el mundo es apropiado para intimar sexualmente ni todos los momentos del día son aptos y conviene saber decir que no. Un hombre que se niega o pospone inteligentemente una relación no es menos viril por ello, por el contrario suele aumentar su magnetismo y esto te ayudara a evitar un gatillazo.

6. Evitar Alcohol y tabaco: El fumar cigarrillos o tabacos disminuye progresivamente la irrigación sanguínea y por ende causa el gatillazo y hasta la impotencia, es difícil para muchas personas dejar de fumar pero si quieres evitar un gatillazo o problemas sexuales debes comenzar a disminuirlo hasta dejarlo por completo. Por otra parte el alcohol no solo daña el hígado también influye en el desempeño sexual, por eso para evitar un gatillazo debes consumir el alcohol con moderación.

7. Drogas: El uso de estupefacientes es una de las primeras causas del gatillazo y problemas sexuales en el mundo, si consumes algunas de ellas debes evitarlas para mejorar tu desempeño sexual.

8. Medicamentos: Existen una infinidad de medicamentos para tratar problemas de disfunción eréctil entre ellos el gatillazo, entre los más conocidos están el sildenafil o viagra, Cialis, entre otros. La mayoría de estos actúan como vasodilatadores que estimulan la circulación sanguínea y por ende ayudan a una erección, generalmente se toman unos 30 minutos antes del acto sexual. Es importante considerar que estos solo deben ser recetados por un médico.

9. Ejercicios de Kegel: Estos están orientados fortalecer los músculos del piso pélvico, ayudando a tratar una serie de problemas sexuales como la eyaculación precoz y el gatillazo.

En resumen el tratamiento para tratar el gatillazo se basa en tener un cuerpo sano, hacer ejercicio físico habitualmente, una dieta variada, pobre en grasas, saturadas te ayudara a eliminar el gatillazo. Igualmente evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas, así como también un buen equilibrio mental para mantener una concentración adecuada disminuye el riesgo de padecer un trastorno sexual como el gatillazo.

Es importante una buena comunicación en la pareja para evitar malos entendidos, bien sea por parte de ella o él y por último la ética y espiritualidad cuando uno actúa contra su propia ética, el cuerpo puede no responder y causar un gatillazo. Al acto sexual hay que dirigirse convencido, sin dudas y absolutamente a gusto con lo que uno hace. Si no se cumple este punto, el gatillazo no tarda en aparecer.

El tratamiento dependerá de cuál sea la causa, es por eso que existen una multitud de soluciones entre las que sólo hay que escoger la que dé con la razón que provoca el gatillazo.